fb

¿Qué es el Mindfulness?

El mindfulness es la práctica de la autoconciencia. El primer efecto de la práctica del mindfulness es poder evitar que nuestra mente nos controle en piloto automático.

ARTÍCULO COMPLETO

Aprende con Combrensión

¿Qué es el Mindfulness?

ÍNDICE

Mindfulness significa atención plena

El mindfulness es la práctica de la autoconciencia. El primer efecto de la práctica del mindfulness es el desarrollo de la capacidad de concentración de la mente. El aumento de la concentración trae consigo la serenidad. Y el cultivo de la serenidad nos conduce a un aumento de la comprensión de la realidad (tanto externa como interna) y nos aproxima a percibir la realidad tal como es (Simón, 2007).

El mindfulness se encuentra en la base de diferentes corrientes de meditación derivadas de la tradición budista. Fue creado en los años 70 por Jon Kabat-Zinn en el centro médico de la Universidad de Massachusetts, quien la utilizó por aquel entonces como un programa para la reducción del estrés (Mindfulness Based Stress Reduction)

El objetivo de este programa era ayudar a los pacientes con dolores crónicos, que no lograban subsanarlos con los servicios médicos que les ofrecía el hospital. El programa incluía, meditación en posición sentada, prestando la atención a la respiración para luego extender dicha atención hacia la observación de los estados mentales, emocionales y acontecimientos estresantes de rutina;  la exploración «escaneo» corporal (body scan), que tiene como meta prestar atención a las diferentes áreas corporales y cultivar un elevado estado de conciencia acerca de las capacidades y limitaciones del cuerpo físico, y hatha yoga o mindfulness del movimiento corporal, el cual incluye prestar atención a la respiración y a los movimientos físicos de estiramiento corporal.

¿Qué es el Mindfulness?
Mindfulness es conciencia plena en el momento presente.

“Mindfulness es llevar la propia atención a las experiencias que se están experimentando en el momento presente, aceptándolas sin juzgar”.

Jon Kabat-Zinn ,1990.

¿Para qué sirve el mindfulness?

¿Te ha pasado alguna vez que respondes a una situación de manera automática, con las consecuencias que esto te conlleva después? Pues el mindfulness puede ayudarte a evitarlo.

Estas circunstancias se dan porque en ese momento no somos conscientes de los procesos mentales que se están dando en nuestra mente, y se manifiestan sin control. El conocimiento del contenido de la propia mente se llama METACOGNICIÓN, y como todo, cuanto más entrenamiento, más dominio.

Al usar nuestra capacidad de metacognición podemos desactivar la automaticidad, observar estos procesos mentales, y responder a las situaciones con un mayor grado de coherencia, entre lo que sentimos ahora, pero también después de un rato.

Esto puede ayudar a evitar la mayoría de los problemas de comunicación que tenemos hoy en día, debido a que por los altos grados de estrés que estamos sufriendo, se suele actuar desde este automatismo, a veces muy destructivamente.

¿Qué es el Mindfulness?
La naturaleza es un ambiente ideal para practicar Mindfulness, y el contacto consciente con ella reduce los niveles de cortisol.

¿Cuáles son los componentes del mindfulness?

1. Atención al momento presente: centrarse en el momento actual en lugar de estar rumiando pensamientos sobre el pasado o del futuro. Mientras se medita, se puede atender los propios procesos internos que se dan independientemente de que seamos conscientes, como la respiración y, en la vida cotidiana, centrarse en la tarea que se está realizando.

2. Apertura a la experiencia: observar la experiencia como si fuera la primera vez, cualidad que en el Zen se denomina “mente de principiante”. También implica apertura a la experiencia negativa y observar lo que ocurre con curiosidad.

3. Aceptación: experimentar los eventos plenamente y sin defensas, tal y como son, dejando que la vida fluya. Las personas incurren en conductas desadaptativas (con sustancias adictivas, por ejemplo) en un intento de evitar experiencias que no son placenteras. En la medida en que puedan aceptar que esas experiencias son ocasionales y limitadas en el tiempo, no necesitarán recurrir a tales conductas de escape.

4. Dejar pasar: consiste en desprenderse de algo a lo que nos aferramos. Se cree erróneamente, que cuanto más se posea, cuanto más se controle, cuanto más se consiga, más feliz se será. El afán de aferrarse choca con una característica básica de la realidad, que es la temporalidad de las cosas. Nada en el mundo material es estable durante mucho tiempo, todo persiste un cierto tiempo y luego desaparece.

5. Intención: es lo que cada persona persigue cuando practica mindfulness. Cuando se está meditando no se debe tratar de conseguir ningún propósito inmediato, simplemente hay que participar con conciencia plena de lo que se está haciendo. Sin embargo, también hay que tener un un objetivo personal para movernos hacia ese propósito.

¿El mindfulness es para mí?

Combrensión reúne a una comunidad de personas que comprenden, o están en el proceso de comprender, que el cambio comienza por uno mismo. Si hay una situación que nos desagrada, y nos centramos en criticarla, o en criticar a los otros, nos estamos anclando en el mantenimiento de la situación.

Sin embargo, al comprender que siempre hay algo que podemos mejorar (para nuestro propio bien y el de los demás), y que esto va a tener un impacto directo en la situación que queremos cambiar, nos hacemos cargo y empieza la transformación.

Si eres de los nuestros, el mindfulness es una herramienta ideal que te permite introducirte en el autoconocimiento, y no solo eso, sino que también puede ayudarte a modificar hábitos y comportamientos que te perjudican.

Hay varios estudios que demuestran que con la práctica prolongada del mindfulness se producen cambios cerebrales duraderos. Concretamente en 2005 Lazar et Al. estudiaron el cerebro de 20 voluntarios meditadores, en el Massachussets General Hospital, y mediante Resonancia Magnética se comprobó que ciertas zonas de su corteza cerebral eran más gruesas que las de los sujetos control (no meditadores), concretamente en áreas relacionadas con la actividad interoceptiva y con la atención sostenida, capacidad esta última, que estamos perdiendo cada vez más, por la avalancha de información a la que estamos sometidos.

¿Y tú, ya trabajas en mejorar tu realidad cada día?


FUENTES:

Lazar, S. W., Kerr, C. E., Wasserman, R. H., Gray, J. R., Greve, D. N., Treadway, M. T., McGarvey, M., Quinn, B. T., Dusek, J. A., Benson, H., Rauch, S. L., Moore, C. I., & Fischl, B. (2005). Meditation experience is associated with increased cortical thickness. Neuroreport; 16 (17): 1893-1897.

Simón, V. (2007). Mindfulness y neurobiología. Revista de psicoterapia, 17(66-67), 5-30.

López, M. L. (2020). Mindfulness y procesos atencionales.

Vásquez-Dextre, E. R. (2016). Mindfulness: Conceptos generales, psicoterapia y aplicaciones clínicas. Revista de Neuro-Psiquiatría, 79(1), 42-51

OTROS ARTÍCULOS

Lee otros artículos

Body Shaming: ¿qué es?

El término “Body Shaming” hace referencia al hecho de criticar a alguien debido a su forma y tamaño corporal. En este artículo te contamos más sobre esta práctica tan dañina.

Disociación: cuando el cerebro se desconecta

¿Sabías que la mente es capaz de desconectarnos de la realidad que vivimos en el presente? Este fenómeno se llama disociar y está relacionado con nuestra capacidad de procesar eventos difíciles.

Recursos web 13
Abrir chat
¡Hola! 👋🏻
¿En qué podemos ayudarte? Mándanos un mensaje si tienes alguna duda.