fb

¿Existe el desarrollo psicológico en adultos?

El desarrollo psicológico debe darse en todas las etapas de la vida, a medida que acumulamos experiencias, para lograr una vida plena y con sentido.

ARTÍCULO COMPLETO

Aprende con Combrensión

Desarrollo psicológico

ÍNDICE

La importancia del desarrollo psicológico

¿Por qué últimamente se habla tanto del desarrollo psicológico en niños, es que únicamente podemos “desarrollarnos psicológicamente” durante los primeros años de vida?

Lo cierto, es que el desarrollo psicológico se puede producir en cualquier etapa vital. Y no es que se pueda, es que debe producirse. Si de pequeño no te han enseñado a sumar, a leer, o incluso a respetar a los demás, todo esto son cosas que se pueden aprender a hacer cuando ya eres adulto.

A todos nos gustaría vivir en un mundo donde el vecino, el jefe, el gobierno… no nos perjudique porque sí. Pero, precisamente, si pedimos coherencia, debemos darla; y si queremos respeto, debemos darlo también. Son cosas lógicas.

¿Cómo puedo saber mi nivel de desarrollo psicológico?

Cada vez se están poniendo más de moda los temas relacionados con aprender a relacionarse con la propia mente, y que de hecho son importantes para sentirse bien, en calma y en compañía de uno mismo, como:

  • Practicar relajación, meditación y/o mindfulness.
  • Ir al psicólogo, o recibir cualquier servicio relacionado con el autoconocimiento y la autorealización.
  • Pasar tiempo en la naturaleza, o incluso unirse al éxodo urbano (como es mi caso).
  • Practicar hábitos beneficiosos como la alimentación consciente, cualquier deporte, especialmente el yoga, leer, viajar, y un largo etcétera.

Todo lo relacionado con el bienestar interior se pone más en el centro de nuestra atención, y yo voy a compartirte un modelo de desarrollo psicológico sencillo, lógico y útil, mediante el que podrás ir respondiendo a esta pregunta por ti mismo, si realmente es lo que quieres.

Desarrollo psicológico

¿De qué hablaremos en la primera sección de contenido? Del autoconcepto.

El primer tipo de desarrollo del que hablaremos es el que se produce para con uno mismo, es decir, el autoconcepto. Este, se refleja en las respuestas que damos a las siguientes preguntas: ¿qué opinas de ti mismo?, ¿qué tal te tratas o te hablas normalmente?

El autonconcepto es importante, porque es la base sobre la que construimos nuestro desarrollo psicológico.

Todas las cosas que nos han enseñado a creer desde muy pequeños son las que constituyen nuestra realidad cuando somos adultos (sobre todo la de los adultos que no saben que tienen la capacidad para modificar eso).

OPCIÓN A: AUTOCONCEPTO NEGATIVO

Si de pequeños nos han transmitido la idea de que no somos suficientes, o de que deberíamos ser más rubios, más altos, más frios, más normales, etc., todas esas actitudes estarán presentes en el día a día, manifestándose con rumiaciones como las que se muestran en los siguientes ejemplos:

    • Rocío, 25 años, trabajadora social:

“¿Cómo me van a coger para ese trabajo si soy joven y no tengo experiencia?”

->esto se traducirá en una actitud de inseguridad y no permitirá enfocarse en otros aspectos como que puede que estén buscando gente joven para formar, puede que valoren cualidades que yo tengo como persona, y que no estoy pudiendo mostrar por los nervios excesivos que causa la inseguridad, etc.

    • Alejandra, 18 años, estudiante:

“¿Cómo le voy a gustar yo a Juan, si mi amiga Alicia es más guapa que yo?”

-> esto se traducirá en un actitud de tensión cada vez que esas dos personas interactúen, impidiendo que pueda mostrar mis cualidades positivas y que Juan me pueda conocer, ya que lo lógico es que se sienta agobiado incluso antes de tener ningún acercamiento significativo. Además del hecho de que el concepto de belleza es subjetivo y diferente para cada persona.

    • Jorge, 36 años, empresario:

“¿Cómo me voy a acercar a abrazar a mi madre cuando la veo llorar, si de pequeño mi padre y mi abuelo me llamaron maricón, solo por preferir quedarme a ayudarla, a ella y a mi abuela, en lugar de ir con ellos al bar?”

-> esto impide que pueda hacer lo que verdaderamente siento, en este caso mostrar apoyo a mi madre, y facilita que las relaciones que pueda tener en el futuro sigan un patrón estereotipado y que ambos suframos porque no podamos expresarnos, y ser nosotros realmente, sin condicionamientos.

    • Andrés, 29 años, tanatopractor:

“¿Cómo voy a reconocer delante mi grupo de amigos que soy diferente (que cada uno lo aplique a su caso, ya que todos lo somos), si ya les ha costado aceptar otras cosas de mí?”

-> esto impide que la realidad ejerza su peso escogiendo por sí misma quién se merece y tiene la suerte de tenerme a su lado, y quién no… al mostrarnos como realmente somos podemos invertir mejores recursos en mejorar nuestra amistad con las personas que nos quieren tal y como somos, en vez de perder el tiempo en intentar agradar a gente que nunca nos aceptaría.

¿Cuál es la moraleja de todo esto? Si las rumiaciones reflejan aspectos negativos sobre nosotros mismos, que nos han inculcado de pequeños, hemos creado un autoconcepto negativo, y prácticamente en todas las situaciones sentiremos una ansiedad excesiva relacionada con nuestra sensación infinita de ineptitud, que siempre desembocará en consecuencias negativas, derivadas de nuestro modo de actuar.

OPCIÓN B: AUTOCONCEPTO POSITIVO

Si por el contrario, cuando eras pequeño te enseñaron cosas como que todos somos diferentes y únicos, inculcándote el hábito de compararte contigo mismo para poder superarte cada día, a entender que siempre se gana porque cuando perdemos, nos llevamos un aprendizaje que nos acerca más al objetivo, cosas como que tenemos que descubrir qué es lo que realmente nos motiva y no parar hasta conseguirlo, etc., las situaciones del ejemplo anterior se transformarían en constructivas, y podrían ser parecidas a estas:

    • Rocío, 25 años, trabajadora social:

“Mañana tengo una entrevista de trabajo muy importante, espero que la empresa cumpla mis expectativas en cuanto al puesto.”

-> esta actitud se traduce en seguridad, escucha activa y posibilidades de mostrar proactividad y empezar a resolverle problemas a la empresa desde el minuto cero, además de que el hecho de mostrar que no se aceptan cualquier tipo de condiciones, sino que se sabe lo que se quiere, también refleja esa seguridad que cualquier empresa quiere en sus empleados. Si además, partimos de la base de que la empresa no tiene una buena cultura laboral, nadie debería querer trabajar ahí.

    • Alejandra, 18 años, estudiante:

“Mañana hemos quedado todos, voy a hablar con mi amiga Alicia, porque creo que nos está gustando el mismo chico.”

-> en caso de que así sea, será mejor gestionarlo como amigas, que con secretismos y otras cosas que pueden dañar la amistad. Y si no es el caso, el hecho de enfrentarme a la realidad asertivamente, me permite deshacerme de golpe de las rumiaciones que derivan en posibilidades catastróficas e inventadas.

    • Jorge, 36 años, empresario:

“Cada vez que estoy con mis padres intento influir positivamente en sus estereotipos de ‘hombre y mujer’, porque entiendo que al ser de otra generación les cueste implementar el pensamiento de respeto e igualdad que cada vez está más extendido. Si veo a mi madre llorar la abrazo, e intento a ayudar a mi padre a que entienda que es necesario para la relación que se muestren apoyo emocional mutuamente.”

-> esto facilita que el clima a mí al rededor sea de confianza para que todos podamos nuestra vulnerabilidad, sin sentirnos mal por los condicionamientos culturales que arrastramos, y por lo tanto mis relaciones de pareja serán más equilibradas.

    • Andrés, 29 años, tanatopractor:

“Desde que me propuse mostrarme siempre tal y como soy, mi vida ha cambiado mucho, y mi círculo de amistades también, pero cada una de las personas a las que considero amigos son como un verdadero regalo.”

-> si yo no me acepto a mí mismo no me estoy respetando, y si no me acepto, no puedo mostrarme tal y como soy, por lo tanto cualquier tipo de respeto que me haya ganado es tan falso, como la imagen que muestro de mí.

En estos ejemplos las situaciones se encaran de una manera constructiva y empática, cosa que es muy difícil hacer si estamos enfrascados en un estado emocional negativo.

Si nos sentimos bien con nosotros mismos, es más sencillo impactar de manera positiva en nuestro entorno.

¿Y si a mí me han creado un autoconcepto negativo?

En ese caso, bienvenido al grupo. Mi humilde opinión es que del 90% para arriba, hemos recibido esa información negativa. ¿Y de quién es la culpa? Pues de nadie, si nuestros padres nos han inculcado cosas negativas, es porque a ellos les ha pasado lo mismo de niños, y así de generación en generación, y por los siglos de los siglos, amén.

La buena noticia de todo esto es, que aproximadamente, a los 12 años, nuestro sistema cognitivo debería estar lo suficientemente desarrollado para empezar a incidir en el propio autoconcepto.

Así que no hay excusa, para poder transformar un autoconcepto negativo en positivo, debemos invertir recursos, sobre todo tiempo, en conocernos, entendernos y querernos, y cuando una persona hace esto consigo misma, también lo hace siempre con los demás.
Hace años, leía por todas partes que si tú no te quieres, nadie te puede querer, y yo me decía a mí misma: “Ya, ¿y eso cómo se supone que se hace?”.

De todo esto, y mucho más, hablaremos el mes que viene, y profundizaremos en el tema de la mano de alguien que conoce muy bien este proceso desde dentro.

¿Y tú, conoces a alguien que sea todo un ejemplo de autosuperación?

OTROS ARTÍCULOS

Lee otros artículos

Amaxofobia: miedo a conducir

La amaxofobia es un tipo de fobia que afecta significativamente a la vida de la persona pero es tratable y tiene un buen pronóstico de recuperación.

Body Shaming: ¿qué es?

El término “Body Shaming” hace referencia al hecho de criticar a alguien debido a su forma y tamaño corporal. En este artículo te contamos más sobre esta práctica tan dañina.

Recursos web 13
Abrir chat
¡Hola! 👋🏻
¿En qué podemos ayudarte? Mándanos un mensaje si tienes alguna duda.