fb

Imagen corporal: acompáñame a conocer su relación con la autoestima

La base para desarrollar una buena autoestima es tener una imagen positiva de tu cuerpo. Aceptarlo, respetarlo y valorarlo son las claves para comenzar a sentirte mejor contigo mismo.

ARTÍCULO COMPLETO

Aprende con Combrensión

autoestima e imagen corporal portada

ÍNDICE

¿Qué es la imagen corporal y cómo influye en nuestra autoestima?

La imagen corporal es la figura mental que tenemos sobre nuestro propio cuerpo. Es decir, cómo las personas pensamos que somos y cómo nos sentimos con ello. Podemos tener una imagen corporal negativa o positiva, las cuales tienen sus respectivos efectos sobre nuestra autoestima.

Tener un esquema corporal negativo implica insatisfacción por nuestra forma física. Esto puede estar causado por que tengamos una percepción distorsionada de nuestro cuerpo, percibiéndolo diferente de cómo es realmente. Este descontento puede hacer que nos sintamos ansiosos y avergonzados de nosotros mismos, e incluso provocar que estemos muy incómodos dentro de nuestro propio cuerpo.

Vivir la imagen corporal de forma insatisfactoria es un factor de riesgo importante para desarrollar psicopatologías como trastornos dismórficos o de conducta alimentaria (TCA), problemas que afectan ya a más de 400.000 personas en España, la mayoría mujeres, y cuya prevalencia continúa en aumento en los últimos años.

Según la doctora Díaz Marsá, después de la pandemia se han multiplicado por tres el número de casos de TCA que llegan a consulta. Afirma que a priori puede parecer que  actualmente se fomente un estilo de vida más sano, pero la obsesión con las dietas y con “mejorar” el cuerpo están teniendo consecuencias graves en muchos casos. 

Por otra parte, encontramos que existe la imagen corporal positiva. Tenerla implica que la persona tiene una percepción clara y real sobre cómo es su cuerpo. También que es capaz de valorarlo y apreciarlo, siendo consciente de que solo es una parte de su conjunto como persona y que otros aspectos, como la personalidad, tienen un valor más importante a la hora de definir su identidad. Cuando tenemos una imagen positiva de nuestro cuerpo nos sentimos seguros y cómodos dentro de nosotros mismos.

La imagen corporal forma parte de nuestro autoconcepto y nuestra autoestima, ¿qué quiere decir esto? Pues que influye en la forma en la que, en conjunto, nos percibimos a nosotros mismos. No se trata de una variable meramente física, sino que también involucra a nuestros pensamientos y emociones. Es decir, la valoración negativa o positiva de nuestro esquema corporal afecta de forma significativa a nuestro bienestar y satisfacción con la vida. En definitiva, a nuestra felicidad. 

Qué es la imagen corporal y cómo influye en nuestra autoestima

Estabilidad de la imagen corporal en el tiempo

La imagen corporal va construyéndose evolutivamente. Así, en diferentes etapas de nuestra vida, vamos interiorizando de diferentes formas cómo percibimos nuestro cuerpo. Esta información va creando y modificando nuestra autoestima.

Nuestra relación con el cuerpo comienza cuando a los 4-5 meses, siendo bebés distinguimos entre las personas y los objetos. Hacia el año, comenzamos a experimentar cómo con nuestro cuerpo podemos modificar el ambiente, desarrollando habilidades como caminar o sostener utensilios. A partir de los 4-5 años, empezamos a utilizar el cuerpo de una forma más consciente, para integrar y describir lo que perciben los sentidos. Finalmente, en la adolescencia, vivimos nuestro cuerpo como fuente de autoestima. Es la etapa en la que tenemos conciencia de la propia imagen física.

Resulta relevante repasar este recorrido ya que, como vemos, la imagen corporal se forma con el tiempo y cada etapa es significativa. Es importante fomentar una imagen corporal positiva desde edades tempranas y en cada una de las etapas.

La imagen que tenemos de nosotros mismos y de nuestro cuerpo no tiene por qué ser estable en el tiempo, puede modificarse. Podemos cambiar y mejorar esta visión a través de la aceptación y la valoración de nuestros atributos. El primer paso para ello es comenzar a respetar más nuestro cuerpo. Ese que cada día nos permite levantarnos y realizar un sinfín de actividades. Un complejo mecanismo que tal vez no valoramos lo suficiente. 

Piensa en una parte de tu cuerpo que no te guste. Ahora piensa en cuántas cosas te permite hacer cada día esa parte de tu cuerpo. Por ejemplo, cuando pienses que tus piernas son anchas, piensa también que gracias a ellas puedes correr a abrazar a tu madre, puedes andar para pasear con tus abuelos o puedes pisar los pedales del coche para conducir hacia el trabajo que te hace feliz. ¿Lo habías pensado alguna vez? Pues de eso se trata. Se trata de poner en valor aquello a lo que a menudo se lo quitamos

Factores de riesgo para nuestra autoestima en función de la imagen de nuestro cuerpo

  • Edad

La adolescencia es un período muy vulnerable ya que en ella se va construyendo nuestra imagen corporal y se afianza o deteriora la autoestima. Para los adolescentes es muy importante cómo son percibidos por los demás y ser aceptado es algo crucial. Se trata de una etapa de muchos cambios corporales y en la que aceptar el propio cuerpo va a depender de los criterios que tenga el grupo de iguales. Estos criterios están a su vez condicionados por el modelo de cuerpo aceptado en la sociedad.

  • Sexo

Las mujeres muestran mayor insatisfacción corporal que los hombres. Existe un factor social importante que explica esto y es la imposición del atractivo. Se fomenta que las mujeres deben estar siempre cuidadas, mantenerse jóvenes, estar delgadas… para no dejar de resultar atractivas. Una idea irracional que sigue siendo mantenida en el siglo XXI.

  • Situaciones vitales estresantes

Tener problemas graves en tu vida y, por tanto, un incremento del estrés, puede afectar de forma significativa a percibir tu cuerpo de forma más negativa. El estrés puede manifestarse a través de un repertorio de síntomas físicos desagradables como cansancio, dolor de cabeza, dolores articulares, rigidez muscular… Es difícil percibir positivamente a tu cuerpo cuando te encuentras así.

  • Educación familiar

Las familias en las que no se potencia la comunicación asertiva ni la autoestima de sus integrantes, son un perfecto caldo de cultivo para el desarrollo de problemas con la imagen y el autoconcepto. Así mismo, las familias que dan mucha importancia a la delgadez y al aspecto físico se convierten en transmisoras de valores que inducen a buscar el ideal de belleza y delgadez.

  • Determinados deportes o profesiones

Los deportes de competición, en los que la imagen física es indispensable para conseguir triunfar, pueden favorecer a desarrollar una imagen corporal negativa (si no alcanzamos el ideal) o a la aparición de TCA. También son grupo de riesgo las profesiones relacionadas con el mundo de la moda, espectáculo y/o televisión/cine, ya que a menudo se ejerce muchísima presión en cuanto a tener una determinada imagen.

  • Rasgos psicológicos

Excesivo perfeccionismo: ser una persona muy autoexigente y ser muy estricto contigo mismo. Pensar que tienes que controlarlo todo, incluso tu cuerpo, no da lugar a la comprensión ni la flexibilidad.

Baja autoestima: este factor está muy vinculado a la imagen corporal, y si la imagen corporal no es la deseada se suele presentar una autoestima baja.

  • Cánones de belleza sociales

El desarrollo de la imagen corporal está muy influenciado por la sociedad.  A menudo, estamos expuestos a imágenes corporales idealizadas: en la TV, en las redes sociales, etc. Parece como si los medios quisieran transmitirnos que la delgadez, las facciones faciales marcadas o ser alt@ fueran un indicador de éxito. Pero sabemos que eso no es así. La medida del éxito no tiene ninguna relación con las medidas de nuestro cuerpo. Más bien se mide a través de nuestros logros personales y profesionales, en sentirnos realizados, en rodearnos de un círculo social y familiar positivo… y una larga lista de lo que sí pueden considerarse medidas para ser una persona exitosa y/o feliz. 

Cómo mejorar nuestra imagen corporal

El trabajo sobre la autoestima y de las problemáticas corporales suele enfocarse en detectar los factores negativos de nuestro comportamiento y pensamiento respecto al cuerpo, el típico modelo centrado en la enfermedad. Nosotros adoptaremos un modelo centrado en la salud, es decir, en los factores positivos. 

Cambiando el enfoque, conseguiremos también cambiar la imagen que tenemos de nuestro cuerpo a una mucho más positiva. Se trata de centrarnos en buscar, potenciar y ampliar lo que nos gusta de nosotros mismos, más que en criticar o idear cómo corregir lo que no nos gusta.

Existe evidencia científica que demuestra que las intervenciones positivas son muy efectivas para generar cambios saludables respecto a la imagen corporal.

A continuación, te propongo una serie de actividades con las que puedes reflexionar y mejorar a diario sobre la idea que tienes sobre tu cuerpo. Las llamaremos “Programa de Imagen Corporal Positiva (PICP)”:

  • Reconocimiento de virtudes y fortalezas: identificar en un diario las actividades que te gustan, te llenan, te hacen feliz… y que puedes realizar gracias a que tienes un cuerpo saludable. 
  • Observación de tu cuerpo delante de un espejo o dibujar tu silueta: identificar cualidades en el cuerpo. Párate a valorar todo lo que te gusta de ti. Tu cuerpo y tú os merecéis ese reconocimiento. Legitimar nuestro cuerpo y a nosotros mismos como personas valiosas dignas de ser queridas
  • Debate sobre creencias en torno a imagen corporal y hábitos saludables: reúnete con personas de tu confianza, tus amigos, y expresad vuestras opiniones sobre lo que pensáis de vuestra imagen corporal. Rebatid y sed rebatidos. A veces necesitamos la opinión de los demás para darnos cuenta de que estamos equivocados o, por el contrario, en lo cierto. 
  • Evaluación crítica de imágenes contenidas en revistas y otros medios de comunicación respecto a su correspondencia con la realidad. 
  • Poner ejemplos de personajes públicos que ayuden a desligar el ideal de persona exitosa con cualidades físicas ideales como delgadez o belleza. Personas que no se encuentren dentro de estos “cánones” y sí sean exitosos o personas de referencia. 
  • Rodearte de personas que te hagan sentir cómodo contigo mismo.

En conclusión… 

Recuerda que la diversidad corporal no es una moda, es una realidad. Todos y cada uno de nosotros tenemos cuerpos diferentes y, por tanto, una belleza única e irrepetible. Quererse y aceptarse comienza por luchar contra la cultura obsesionada con el cuerpo. Por ejercitar una mirada crítica hacia los prototipos de belleza arcaicos y sin sentido. Entender que todas las personas tenemos distintos volúmenes, alturas, colores de piel, edades y capacidades. Encajar en un molde es una tarea que deberíamos dejar para las magdalenas, no para nosotros.
Si sientes que la relación con tu cuerpo está suponiendo un problema para ti, pide ayuda. Desde Combrensión podemos ayudarte y acompañarte en el proceso para mejorar tu relación contigo mismo.

FUENTES:

Anuel, A., Bracho, A., Brito, N., Rondón, J. E., & Sulbarán, D. (2012). Autoaceptación y mecanismos cognitivos sobre la imagen corporal. Psicothema, 24(3), 390-395.

Efesalud, R. (2022). Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA): solo vemos la punta del iceberg. EFE Salud. https://efesalud.com/trastornos-conducta-alimentaria-punta-iceberg/

Vaquero-Cristóbal, R., Alacid, F., Muyor, J. M., & López-Miñarro, P. Á. (2013). Imagen corporal: revisión bibliográfica. Nutrición hospitalaria, 28(1), 27-35.

OTROS ARTÍCULOS

Lee otros artículos

¿Qué es Combrensión?

En este artículo te contamos desde dentro cómo hacemos realidad nuestra misión, visión y valores. Descubre cómo Combrensión hace realidad la salud mental accesible y adaptada a la Generación Z.

Amaxofobia: miedo a conducir

La amaxofobia es un tipo de fobia que afecta significativamente a la vida de la persona pero es tratable y tiene un buen pronóstico de recuperación.

Body Shaming: ¿qué es?

El término “Body Shaming” hace referencia al hecho de criticar a alguien debido a su forma y tamaño corporal. En este artículo te contamos más sobre esta práctica tan dañina.

Recursos web 13
Abrir chat
¡Hola! 👋🏻
¿En qué podemos ayudarte? Mándanos un mensaje si tienes alguna duda.