fb

¿Tienes creencias limitantes que roban tu libertad? 

Descubre cómo identificar y superar tus creencias limitantes para desbloquear tu verdadero potencial.

ARTÍCULO COMPLETO

Aprende con Combrensión

Creencias limitantes

ÍNDICE

¿Qué son las creencias limitantes?

Las creencias limitantes son pensamientos que tenemos sobre nosotros mismos, nuestras habilidades, el mundo que nos rodea y lo que es posible. Estas creencias nos limitan y nos impiden alcanzar todo nuestro potencial.

A menudo, estas creencias se forman en la infancia, cuando recibimos mensajes de nuestros padres ( “tienes que aspirar a tener estabilidad porque así serás feliz”), maestros (“con la nota que tienes deberías hacer medicina en vez de psicología porque te morirás de hambre”), amigos (“como mi amigo trabaja 12 diarias y gana mucho dinero, yo debería hacer lo mismo”) y medios de comunicación (“descubre las 3 profesiones con mejor salario”). Sin embargo, también podemos formarlas en cualquier momento de nuestra vida, a través de nuestras experiencias y decisiones.

El primer paso para superar las creencias limitantes es reconocerlas y entender cómo nos están limitando. Una vez que las comprendamos, podemos comenzar a trabajar para reprogramar nuestra mente y liberarnos de estas limitaciones autoimpuestas.

i cant do it

Identificar las creencias limitantes

El primer paso para superar las creencias limitantes es identificarlas. Es importante prestar atención a nuestros patrones de pensamiento y reconocer cuáles son las creencias que nos están limitando. Para hacer esto, podemos empezar por reflexionar sobre nuestras experiencias pasadas y cómo nos han afectado.

Por ejemplo, si tienes miedo de hablar en público, puedes preguntarte de dónde viene ese miedo. ¿Tuviste una experiencia en la que te avergonzaste al hablar en público?, ¿alguien te dijo alguna vez que no eras bueno hablando en público? Identificar las experiencias que han contribuido a nuestras creencias limitantes nos ayuda a entender dónde vienen y cómo nos suceden.

Cuestionar las creencias limitantes

Una vez que hemos identificado nuestras creencias limitantes, el siguiente paso es cuestionarlas. Muchas veces se basan en información incorrecta o en experiencias pasadas que ya no son relevantes.

Por ejemplo, si crees que no eres lo suficientemente inteligente para tener éxito en tu trabajo, pregúntate por qué crees eso. ¿Hay alguna evidencia concreta que respalde esa creencia?, ¿has tenido éxito en otras áreas de tu vida que requieren inteligencia y habilidad? Si no encuentras ninguna, no pasa absolutamente nada, analiza si tu contexto no era facilitador en ese momento o qué barreras habían en ese momento vital que te impedían avanzar.

Es importante ser conscientes, también, de cómo los mensajes en las redes sociales pueden tener un gran impacto en nuestra forma de pensar y percibirnos a nosotros mismos. A menudo, estos mensajes pueden ser negativos y promover estándares poco realistas de belleza, éxito y felicidad. Si consumimos demasiados de estos mensajes, podemos comenzar a internalizar estas ideas y creer que no somos lo suficientemente buenos o que no podemos lograr ciertos objetivos. Además, las redes sociales nos exponen constantemente a la comparación con los demás, lo que puede llevar a sentimientos de inferioridad y afectar nuestra autoestima. 

Enfocarse en la evidencia

En lugar de centrarnos en nuestras creencias limitantes, es importante enfocarnos en la evidencia que contradice esas creencias, ya que nuestra mente muchas veces nos juega malas pasadas. Esto nos ayuda a reprogramar nuestra mente y a construir nuevas creencias más positivas y útiles basadas en nuestra experiencia actual. 

Por ejemplo, si crees que no eres lo suficientemente bueno para ser promovido en tu trabajo, piensa en las veces en que has hecho un buen trabajo y has recibido elogios o reconocimientos por tu trabajo. Recuerda las habilidades y conocimientos que tienes y cómo los has aplicado en el pasado para lograr tus objetivos. 

Cambiar la narrativa interna

Nuestra narrativa interna es la historia que nos contamos a nosotros mismos sobre nosotros mismos y el mundo que nos rodea. Si nuestra narrativa interna está llena de creencias limitantes, nos estamos limitando a nosotros mismos y a lo que podemos lograr.

Para cambiar nuestra narrativa interna, es importante reemplazar nuestras creencias limitantes con creencias más positivas y útiles. Por ejemplo, en lugar de decirnos a nosotros mismos que no somos lo suficientemente buenos para tener éxito en nuestro trabajo, podemos decirnos a nosotros mismos que tenemos las habilidades y conocimientos necesarios para tener éxito y que estamos preparados para trabajar duro y lograrlo.

Por supuesto habrá barreras psicológicas y emocionales que aparecerán como muros de piedra, el famoso “no soy capaz”. En este punto, es importante identificarlo como lo que es, un simple pensamiento “estoy pensando que no soy capaz”, “estoy sintiendo que me va a costar mucho romper esta creencia” pero no es la realidad (¡no es un muro de ladrillos que puedas tocar y te pueda frenar!) 

Practicar la visualización y tomar acción

La visualización es una técnica poderosa que nos permite crear imágenes mentales de lo que queremos lograr y nos ayuda a reprogramar nuestra mente para creer que es posible, contactando con el tipo de personas que estamos fomentando haciendo eso a pesar de sentir incomodidad. Cuando visualizamos nuestras metas y objetivos, creamos una imagen vívida de cómo sería nuestra vida si lográramos lo que queremos. Esto nos ayuda a superar nuestras creencias limitantes en aras a sentirnos orgullosos de nosotros mismos.

Una vez que hemos identificado nuestras creencias limitantes, cuestionado esas creencias, enfocado en la evidencia, cambiado nuestra narrativa interna y practicado la visualización, es importante tomar acción. La acción es la clave para superar nuestras creencias limitantes y lograr nuestras metas y objetivos.

Es importante recordar que el cambio no sucede de la noche a la mañana. Superar nuestras creencias limitantes requiere tiempo, esfuerzo y dedicación. Pero con paciencia y perseverancia, podemos superar nuestras creencias limitantes y alcanzar todo nuestro potencial. Ir a terapia y practicar las herramientas aprendidas se puede comparar con aprender a montar en bicicleta, al principio puede parecer difícil y desafiante, puede haber caídas y momentos de frustración, pero a medida que se sigue practicando se adquiere más confianza y habilidad.

Eventualmente, uno puede andar en bicicleta sin esfuerzo, de manera fluida y sin tener que pensar demasiado en ello. De la misma manera, ir a terapia y trabajar en nuestras emociones y pensamientos puede parecer difícil al principio, pero a medida que practicamos las herramientas aprendidas, nos volvemos más seguros y eficientes.

Celebrar los logros

Cuando logramos algo que nos hemos propuesto, es importante celebrar ese logro. Celebrar nuestros logros nos ayuda a reforzar las creencias positivas que hemos creado y nos motiva a seguir trabajando para lograr metas y objetivos. Muchas veces tendemos a “quitarle hierro a nuestros asuntos”, sentimos vergüenza si admitimos que hemos que hemos superado un reto, si no te gusta externalizar te recomiendo, al menos, escribirlo en una libreta personal.

 Encontrar apoyo

Superar nuestras creencias limitantes puede ser un proceso desafiante y solitario. Es importante encontrar apoyo en amigos, familiares o en un terapeuta o entrenador. Compartir nuestros desafíos y logros con otros pueden ayudarnos a mantenernos motivados y enfocados en nuestro objetivo. Por ello, te animo a confiar en nuestro equipo de profesionales especializado para acompañarte en este proceso y seguir tu ritmo en este fascinante viaje.

FUENTES:

Byrne, R. (2006). El secreto. Libros Atria.

Dweck, CS (2006). Mentalidad: la nueva psicología del éxito. Casa al azar.

Ellis, A. (2004). Terapia conductual emotiva racional: funciona para mí, puede funcionar para usted. Libros de Prometeo.

OTROS ARTÍCULOS

Lee otros artículos

¿Qué es Combrensión?

En este artículo te contamos desde dentro cómo hacemos realidad nuestra misión, visión y valores. Descubre cómo Combrensión hace realidad la salud mental accesible y adaptada a la Generación Z.

Amaxofobia: miedo a conducir

La amaxofobia es un tipo de fobia que afecta significativamente a la vida de la persona pero es tratable y tiene un buen pronóstico de recuperación.

Body Shaming: ¿qué es?

El término “Body Shaming” hace referencia al hecho de criticar a alguien debido a su forma y tamaño corporal. En este artículo te contamos más sobre esta práctica tan dañina.

Recursos web 13
Abrir chat
¡Hola! 👋🏻
¿En qué podemos ayudarte? Mándanos un mensaje si tienes alguna duda.