fb

Body Shaming: ¿qué es?

El término “Body Shaming” hace referencia al hecho de criticar a alguien debido a su forma y tamaño corporal. En este artículo te contamos más sobre esta práctica tan dañina.

ARTÍCULO COMPLETO

Aprende con Combrensión

body shaming que es

ÍNDICE

¿Qué es el Body Shaming?

Para empezar a entender este término, es interesante analizar el significado de la palabra “Body Shaming”. Este vocablo está formado por las palabras “body” (cuerpo en inglés) y “shaming”, derivado de “shame” (vergüenza, en este mismo idioma), lo cual hace referencia a la intención de avergonzar o burlarse de alguien criticando su cuerpo.

Muchas veces también existen dudas acerca de la forma en la que se escribe esta palabra compuesta: “Body Shaming” o “Bodyshaming”. Lo cierto es que en la RAE no aparece, por lo que oficialmente no existe, o no hay una norma correcta para escribirlo. En cambio, es un término cada vez más usado y que en otros organismos sobre lengua no española aparece como una palabra existente, cuya escritura correcta es por separado: “Body Shaming”. 

En cuanto a la definición de “Body Shaming”, se conoce como la práctica cruel de humillar a las personas mediante comentarios críticos basados exclusivamente en su físico. Normalmente, se incrementa a medida que el físico de la víctima esté más alejado del cánon de belleza.

Ahora bien…¿qué es la belleza?, ¿qué es un cuerpo bello (y por tanto no merecedor de sufrir estas vejaciones)? Lo cierto es que desde siempre ha sido difícil describir las normas por las que se rige la belleza, pues es algo muy subjetivo. Numerosos filósofos han intentado describir la belleza sin éxito, aunque muchos de ellos la asocian con “aquello que hace el bien”. En cambio, la realidad no es ésta. 

La realidad es que se trata de un fenómeno que ha ido variando con el tiempo y al que se le ha otorgado un gran poder en todos los ámbitos sociales, desde el político al laboral y económico, y obviamente al social.

Por ahora, si nos centramos en nuestra realidad, las personas que más sufren “Body Shaming” son todas aquellas con cuerpos no delgados y no definidos o con formas corporales que no obedecen al típico 90-60-90, o formas similares consideradas “esteticas”. En general, las mujeres sufren más presión estética que los hombres, pero esto no significa que los hombres no tengan ciertos modelos de belleza incalcanzables. A continuación, hablaremos sobre ello. 

Body Shaming: ejemplos

Algunos ejemplos reales de comentarios estilo Body Shaming son: 

  • “Ahora que has adelgazado estás más guapa”.
  • “Desde que has empezado a trabajar en esa oficina te veo más gordo y menos atractivo”.
  • “Si perdieras peso y te tonificaras, estarías mucho mejor”.
  • “Deja de comer tanto pan que luego se te va todo a la barriga, que mira como estás ya”.
  • “Si no te maquillas parece que vayas medio muerta por la vida, vaya ojeras”.
  • “El gimnasio no se te nota mucho, sigues teniendo los brazos demasiado delgados”.
  • “Mejor que dejes de cenar dos meses antes de verano, así luego te quedará mejor el bikini”.
  • “Pareces una tabla de planchar, que poco pecho tienes, deberías operarte”.
  • “Que tu seas más bajito que tu novia queda mal”.
  • “Estoy agusto contigo pero no podría tener una relación si no haces dieta”.
  • “Si tuvieras más músculo, esa camiseta te quedaría mejor”.
body shaming que es

La mayoría son comentarios relacionados con el tamaño, forma o apariencia del cuerpo. Normalmente tienden a criticar el peso y la forma, pero también pueden hacer referencia al tipo de piel, pelo u otros aspectos. 

Muchas veces parece que se realizan con buenas intenciones, pero la realidad es que sólo es un disfraz e incluso muchas veces la propia persona que los realiza no es consciente de lo dañino que es el mensaje que está mandándole a la otra persona. Por ello, es muy importante sensibilizar y sensibilizarse con el tema para aprender a detectar qué comentarios puede que sean “Body Shaming” y podamos rectificar. 

Body Shaming en mujeres

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el género es un factor determinante en la salud mental de las personas. Acorde con los datos de este organismo, una de cada tres personas, en su mayoría mujeres, sufre depresión, ansiedad o trastornos con la alimentación. En la misma línea, es fácil vislumbrar que las mujeres son las más sometidas al “Body Shaming”.

El papel de la mujer en la sociedad, por desgracia, se relaciona estrechamente con ser bonita, ser bella, ser atractiva. Encajar en los cánones de belleza y estética. 

En la actualidad, el canon de mujer físicamente ideal es alta, delgada, con piernas largas, glúteos firmes, vientre plano, cintura pequeña y pechos firmes y más bien grandes. Si nos centramos en la cara, se busca una apariencia juvenil sin arrugas, piel luminosa y suave, ojos grandes, labios carnosos, nariz pequeña y simétrica, piel ligeramente bronceada y melena larga. Todo lo que no encaje en esto, es “digno” de recibir humillaciones de tipo  Body Shaming en mujeres. Aunque muchas veces se camuflen de “preocupación por la salud”. 

Que las mujeres sean objeto de recibir más críticas por su cuerpo, se relaciona directamente con que sea este grupo de población que más dietas para perder peso hace, más retoques estéticos solicitan y más problemas de salud mental relacionados con el control de la apariencia y belleza física sufren. 

Body Shaming en hombres

Muchas veces se relaciona la belleza en los hombres con lo fuerte, potente, poderoso y obviamente, masculino. El hombre que llora, que expresa sus emociones, que viste o se expresa de manera más suave, sensible o similar a lo que “deberían” hacer las mujeres, tiene muchas más probabilidades de ser criticado.

Asimismo, en el presente el canon físico de los hombres está cada vez más marcado. Hasta hace un tiempo, el hombre sólo tenía que encargarse de existir, trabajar y llevar dinero a casa, independientemente de cómo se viera su apariencia física. Pero actualmente, lo cierto es que la presión estética en los hombres cada vez es mayor. 

Ahora se premian y glorifican los cuerpos definidos, musculosos, altos, cara con una mandíbula marcada, nariz ligeramente más ancha y larga que la femenina, cejas rectas y pobladas, pómulos marcados y angulosos, mandíbula cuadrada y ancha, abdominales marcados, brazos y piernas con los músculos bien definidos. Todo lo que no encaje con estas definiciones, es vulnerable de recibir “Body Shaming”.

A todo esto, cabe destacar que los cánones de belleza tanto de hombres como de mujeres varían no sólo con los años, sino también entre culturas y regiones. Por ejemplo, en zonas orientales, el canon de belleza masculino suele ser más andrógino que el de las zonas occidentales.

Consecuencias psicológicas del Body Shaming

El deterioro emocional de la persona que recibe el “Body Shaming” puede ser significativo y tener un impacto considerable en el bienestar general e incluso en la salud física, debido a los posibles cambios en el comportamiento alimentario que se podrían llegar a sufrir. 

Las consecuencias psicológicas asociadas al “Body Shaming” engloban:

  • Inseguridad y disminución de la autoestima: los comentarios críticos acerca de nuestro cuerpo pueden influir directamente en nuestra salud mental, generando una sensación de inseguridad profunda y modificando conductas tanto alimentarias como de hábitos de vida, muy relacionados con nuestra salud física.
  • Inducción o aumento de síntomas ansiosos: esto puede ocurrir especialmente en personas con una fuerte necesidad de agradar, tendencias perfeccionistas o dependientes. 
  • Dificultades en la socialización: sentir que se te humilla o rechaza por tu apariencia física puede provocar aislamiento social, evitación, y en algunos casos, problemas graves en la interacción social.
  • Complicaciones y distorsión en la autoimagen: a raíz de sufrir “Body Shaming”, puede originarse dismorfia corporal, la cual a su vez está muy relacionada con el desarrollo y mantenimiento de mala relación con la comida, con el cuerpo y, por consiguiente, trastornos alimenticios graves.
  • Episodios de depresión y aumento del riesgo de suicidio: recibir estos comentarios o vivir estas situaciones pueden facilitar  pensamientos suicidas, desesperanza o estados emocionales bajos sostenidos en el tiempo.

¿Qué puedo hacer si sufro Body Shaming?

Esta es la pregunta del millón…¿cómo gestiono ser yo el que recibe “Body Shaming”?.

La verdad es que la respuesta de esta pregunta depende mucho de cada persona y no puedo responderla fácilmente.

De primeras, te felicitaría por haber sido capaz de detectar que están ejerciendo sobre ti esta conducta. 

En segundo lugar, te animaría a pedir ayuda a un profesional de la Psicología como los que puedes encontar en Combrensión. Acudir a terapia individualizada, es lo que mejor te puede venir para aprender a gestionar esta situación, saber cómo actuar y conocer qué impacto está teniendo en tu vida recibir “Body Shaming”. Y finalmente saber cómo poner límites y evitar que te haga daño. 

De todos modos, en resumidas cuentas, te diría que tienes dos opciones: 

Por un lado, poner límites verbales mediante una comunicación asertiva, trabajada y que comunique bien tus límites. Y, por otro lado, revisar en cómo te afecta a ti mismo internamente “Body Shaming” y tratar de disminuir el impacto de dichas humillaciones. Esto lo puedes conseguir mediante el trabajo en terapia de la idea “no puedo cambiar todos los factores externos, pero si puedo cambiar cómo me afectan”. 

A todo esto, es probable que se debiera acompañar de un trabajo paralelo de autoestima, mejora de relación con el cuerpo y solidez del autoconcepto. Aunque cada caso es un mundo. 

FUENTES

Brito A. (2019). BODY SHAMING La crítica a la belleza. [Trabajo de fin de grado, Universidad de Sevilla]. IdUS.

Schlüter, C., Kraag, G., & Schmidt, J. (2021). Body shaming: an exploratory study on its definition and classification. International journal of bullying prevention, 1-12.

OTROS ARTÍCULOS

Lee otros artículos

¿Qué es Combrensión?

En este artículo te contamos desde dentro cómo hacemos realidad nuestra misión, visión y valores. Descubre cómo Combrensión hace realidad la salud mental accesible y adaptada a la Generación Z.

Amaxofobia: miedo a conducir

La amaxofobia es un tipo de fobia que afecta significativamente a la vida de la persona pero es tratable y tiene un buen pronóstico de recuperación.

Recursos web 13
Abrir chat
¡Hola! 👋🏻
¿En qué podemos ayudarte? Mándanos un mensaje si tienes alguna duda.