fb

Aprendizaje: descubre el concepto en su totalidad.

¿Conoces como las personas aprenden nuevas habilidades y/o conocimientos? ¿te gustaría profundizar más sobre este concepto? Acompáñame en esta lectura y descubre como se produce el aprendizaje en nosotros y de que manera influye dentro de un proceso terapéutico.

ARTÍCULO COMPLETO

Aprende con Combrensión

foto

ÍNDICE

Conceptos y significados: acercándonos al aprendizaje.

Las personas desde que nacemos, iniciamos un proceso de aprendizaje continuo durante toda nuestra vida. Vivimos y crecemos aprendiendo y adquiriendo nuevos conocimientos.

Así mismo, dentro de nuestro repertorio conductual existen unas conductas que son innatas, es decir no necesitamos un proceso de aprendizaje para adquirirlas (cuando un bebé agarra el dedo de su madre, el reflejo de succión a la hora de alimentarnos, el sueño, etc.) y el resto son aprendidas.

Uno de mis recuerdos favoritos es cuando aprendí a nadar. Recuerdo esas primeras clases de natación, en donde ver la profundidad de la piscina me resultaba un gran abismo oscuro que activaba mis emociones más negativas como el miedo y la preocupación. ¡Qué recuerdos! Y tú, ¿identificas algún recuerdo sobre algún aprendizaje que te haya gustado experimentar?

La función principal del aprendizaje humano consiste en adquirir, asimilar, entender y, finalmente procesar conceptos (teóricos y/o prácticos) que nos han enseñado. El objetivo principal por el cual aparece el aprendizaje en nosotros es por una necesidad básica de adaptarnos a las exigencias o necesidades que nuestro medio nos expone. Cuando adquirimos un aprendizaje, se ve reflejado en nuestra conducta.

Hablemos de aprendizaje: condicionamiento operante y condicionamiento clásico.

En este artículo vamos a hablar no sólo del aprendizaje como concepto y definición, sino que mi intención es poder guiarte dentro de la exposición de dos ejemplos de aprendizajes con los que vamos a desarrollarnos en el mundo que nos rodea, poniendo situaciones prácticas de como adquirimos conocimientos a lo largo de nuestra vida y un poco más concreto, dentro de un proceso terapéutico.

El condicionamiento clásico, también denominado condicionamiento pavlovliano o modelo estímulo-respuesta, fue uno de los principales aprendizajes de carácter asociativo demostrado por primera vez por Iván Pávlov. Pávlov consiguió demostrar que una simple una simple asociación entre un estímulo condicionado (sonido de una campana) con un estímulo incondicionado (aparición de comida), produciéndose la respuesta condicionada de salivar simplemente al escuchar la campana.

En nuestras vidas, hemos podido aprender en muchas ocasiones a través de este tipo de aprendizaje. Nos hemos condicionado y adquirido comportamientos, pensamientos o sensaciones a partir de esta simple asociación entre un estímulo y una respuesta. Algunos ejemplos de este tipo de aprendizaje son:

  • Cuando éramos pequeños y estábamos en el colegio, el sonido de la sirena a una hora determinada nos indicaba que comenzaba el recreo, es decir, un momento de disfrute y descanso dentro de las horas escolares.
  • De igual manera, cuando éramos pequeños y veíamos a nuestra madre con expresión de enfado ya entendíamos en que estado emocional se encontraba y por lo tanto “teníamos que ir con pies de pluma”.

Cuando nos adentramos en la adultez también podemos encontrar diferentes tipos de aprendizajes relacionados con el condicionamiento clásico. En el ámbito emocional, también está presente el aprendizaje a través del condicionamiento clásico, como por ejemplo en la vivencia de un evento traumático. Un ejemplo sería el sentir malestar emocional cuando volvemos a un lugar específico asociado a una vivencia traumática. Regresar a los lugares de los hechos en donde nos han lastimado se encuentra totalmente condicionado.

El condicionamiento operante es otra forma de adquirir un aprendizaje a través de valorar las probabilidades de repetir (o no) determinadas conductas que están totalmente relacionadas con la obtención de consecuencias positivas.

La base de este aprendizaje es de carácter asociativo, es decir, si cada vez que ayudo a mi madre con la colada recibo caramelos, automáticamente tendré una mayor tendencia a realizar esta tarea y por lo tanto un aprendizaje bien asentado, debido exclusivamente al reforzador de consecuencias positivas: los caramelos. Este tipo de aprendizaje fue demostrado por el psicólogo Burrhus Frederic Skinner.

De igual manera que el condicionamiento clásico está presente en nuestras vidas, el condicionamiento operante ha producido en nosotros una gran cantidad de aprendizajes. A continuación, te indico algunos ejemplos de cómo este aprendizaje se ha desarrollado en nosotros:

  • Cuando de niños nuestra motivación por aprobar todas las asignaturas venía reforzada por un viaje a Disneyland París prometido por nuestros padres.
  • Cuando de niños asistimos a una reunión familiar que no nos apetece porque preferimos ir a divertimos con nuestros amigos en el parque, pero nuestros padres nos refuerzan con una gran bolsa de golosinas.

De igual manera que en el aparatado anterior, el condicionamiento operante también se encuentra desarrollado en la adultez. Cuando nos encontramos tristes y tras reconocer esa emoción decidimos regalarnos una tarde de compras en un centro comercial y automáticamente nos encontramos mejor. Cuando tenemos una jornada laboral con alta carga de trabajo y antes de finalizar me permito un descanso comiendo algo que me gusta y que me proporciona bienestar. Esto nos ayudará a promover una motivación estable para lograr finalizar las tareas pendientes y de esta manera, evitaremos realizar una posible conducta de atracón al tener niveles altos de ansiedad y/o estrés al finalizar el día.

Si observas y analizas todos estos aprendizajes, la base todos ellos se encuentran en la presencia de un reforzador para que se produzca ese aprendizaje o cambio de conducta en nosotros. ¿Qué significa esto? Los seres vivos tenemos una buena capacidad de realizar aprendizajes o cambios conductuales a través de la aparición de un reforzador, que estimule la producción de ese aprendizaje y nuestra motivación.

A partir de este punto, todas las asociaciones que desarrollamos a partir de los reforzadores, desarrollan y definen como nos vamos a gestionar en nuestra vida. Podremos observar que, si hay una gran motivación individual en nosotros, la repetición de ciertos comportamientos será más estable y fuerte.

De igual manera que existe el reforzamiento positivo mencionado con anterioridad, el reforzamiento negativo es otro componente dentro del aprendizaje, en este caso para eliminar y no mantener una conducta. Por ejemplo, cuando salimos a la calle a dar un paseo y un desconocido nos persigue e incluso realiza verbalizaciones desagradables hacia nosotros, provocando de esta manera un reforzamiento negativo en la conducta de salir a la calle, dando lugar al posible de desarrollo en la persona de agorafobia.

¿Cómo influye el aprendizaje operante dentro de un proceso de terapia?

Los procesos terapéuticos no son lineales, y lo ideal es que no sean nunca así. ¿Por qué? Seguro que te lo preguntas. Cuando iniciamos un proceso terapéutico, el paciente necesita entender, desenredar y comprender algo que actualmente le está provocando dolor y/o malestar. Este malestar puede ser una conducta, emociones, conflictos no resueltos o incluso heridas del pasado provocadas en nuestra infancia. Al estar “sacando” dificultades sentimos dolor, pero conforme avanza el proceso terapéutico ese dolor va disminuyendo, incluso desapareciendo.

Comprender todo esto, se puede resumir en un aprendizaje para la persona que está realizando un proceso de terapia. Cuando nos adentramos en nuestras heridas emocionales, conflictos que no sabemos resolver o incluso emociones que mantenemos bloqueadas porque si las sentimos nos provocan dolor, es totalmente lógico pensar que realizar terapia no es lineal, sino todo lo contrario, existen subidas y bajadas.

Si observas bien y analizas este último párrafo, el aprendizaje está totalmente presente dentro de un proceso terapéutico. Necesitamos entender y comprender que es lo que ocurre en nosotros para poder eliminar el malestar de nuestras vidas y que aparezca el bienestar y la plenitud. Una de las funciones primordiales de un psicólogo, además de acompañarnos en nuestro proceso de terapia y darnos las pautas necesarias para poder comprender que es lo que nos ocurre y poder sanarlo, es el reforzamiento de todos los éxitos que vamos a conseguir.

Este reforzamiento es lo que nos va a sustentar en los momentos dentro de terapia cuando sentimos que no podemos más y en los momentos donde las emociones negativas que estamos desenredando nos hagan daño. Porque para sanar es necesario acoger y entender la parte más dolorosa de nuestro proceso.

En conclusión

El aprendizaje se encuentra en nuestro día a día, en cada acción que desarrollamos y en cada proceso terapéutico que iniciamos.

El condicionamiento operante se encuentra presente dentro de un proceso de terapia. El reforzamiento de conductas, emociones y pensamientos que realiza un psicólogo dentro de las sesiones, es una herramienta que te va a potenciar y consolidar cada paso que des dentro de tu proceso de terapia, para conseguir instaurar dentro de tu salud mental el bienestar que necesitas.

En tu día a día, ¿identificas maneras de reforzarte para potenciar tus aprendizajes y motivación?

Fuentes

Gagné, R. M., de la Orden Hoz, A., & Soler, A. G. (1987). Las condiciones del aprendizaje.

Muñoz, J., Pozo, J. I., Redolar, D., Sansa, J., & Vidal, J. (2008). Psicología del aprendizaje.

Caro, F. S. (2005). Rozo, JA, Baquero Venegas, HT & Perez-Acosta, AM (2004). Aprendizaje asociativo: Modelos explicativos del condicionamiento clasico. Revista Latinoamericana de Psicología37(3), 620-624.

OTROS ARTÍCULOS

Lee otros artículos

¿Qué es Combrensión?

En este artículo te contamos desde dentro cómo hacemos realidad nuestra misión, visión y valores. Descubre cómo Combrensión hace realidad la salud mental accesible y adaptada a la Generación Z.

Amaxofobia: miedo a conducir

La amaxofobia es un tipo de fobia que afecta significativamente a la vida de la persona pero es tratable y tiene un buen pronóstico de recuperación.

Body Shaming: ¿qué es?

El término “Body Shaming” hace referencia al hecho de criticar a alguien debido a su forma y tamaño corporal. En este artículo te contamos más sobre esta práctica tan dañina.

Recursos web 13
Abrir chat
¡Hola! 👋🏻
¿En qué podemos ayudarte? Mándanos un mensaje si tienes alguna duda.