fb

“Se me olvidó una parte de mi vida”: amnesia retrógrada.

¿Pérdidas de memoria? Descubre la amnesia retrógrada, la forma que tiene tu mente te protegerte a través del olvido.

ARTÍCULO COMPLETO

Aprende con Combrensión

amnesia retrograda

ÍNDICE

La amnesia retrógrada como respuesta al trauma

¿Sabías que algunas personas tienen pérdidas de memoria biográfica, y que en muchas ocasiones pueden incluso abarcar hasta décadas de su vida? ¿Te ha pasado o conoces a alguien que le suceda esto?

Las pérdidas de memoria son un mecanismo de defensa ante el trauma.

Frecuentemente en consulta, nos llegan pacientes, cuya la familia o amigos les cuentan historias de su pasado que no recuerdan. Para ellos, esos relatos suenan extraños y parece que nunca han ocurrido. A este síntoma se le llama amnesia retrógrada.

Claramente, es lógico que en nuestra memoria consciente no recordemos todos los momentos de nuestra vida, sólo los que más nos han marcado tanto positiva como negativamente. Por ejemplo, si te preguntamos qué cenaste hace un año seguro que no lo recuerdas. Salvo que esa noche haya ocurrido algo especial, ya sea una intoxicación o que te hayan pedido matrimonio.

Si algo vivido nos impacta, lo recordaremos con más claridad, ¿no? Pero, esto no siempre ocurre de esta manera, y en este artículo te contaremos por qué.

 ¿Qué es la amnesia retrógrada?

La amnesia retrógrada es un trastorno específico de la memoria, con pérdida de algunos recuerdos almacenados; en donde la sensación que podemos llegar a sentir al intentar recordar, es que la información se perdió o nunca se guardó en el cerebro, pero en la mayoría de los pacientes no es así.

La información sí se guarda, pero en zonas profundas del cerebro (hipocampo) y no sale a la luz para ser recordada (corteza cerebral), por lo tanto, existe más dificultad para conectar con ella de manera consciente.

Ejemplo de Amnesia retrógrada

Pongamos un ejemplo: una niña es obligada a comer únicamente lechuga con el objetivo de bajar de peso, entre tanto el resto de la familia come otros alimentos más variados y ricos en la mesa. Esta niña que ponemos como ejemplo, de adulta,  puede experimentar problemas para sentarse a comer con otras personas y aborrecerá las verduras sin saber por qué. Y, es más, no recuerda cómo eran los momentos de las comidas en su infancia,

¿Por qué le ocurrirá esto?, ¿está vivenciando un momento traumático en su infancia? Claramente, sí.

¿Quién puede padecer amnesia retrógrada?

La amnesia, por lo general, la padecen personas que han experimentado o presenciado acontecimientos emocionalmente dolorosos como, por ejemplo, bullying, maltrato físico o psicoemocional, abuso sexual, desastres naturales, guerras, el fallecimiento de un ser querido, o cualquier situación que provoque un gran impacto en la vida de la persona.

La mayoría de las personas con pérdidas de memoria, pueden tener otros síntomas como:

  • Dificultad para desarrollar su identidad, asociado a la pérdida de recuerdos.
  • Dificultad para establecer y mantener relaciones con las personas que compartieron ese mismo periodo de vida.
  • Sensación de malestar, angustia y/o vergüenza, sin saber el motivo.
  • Manifestaciones físicas: aumento del ritmo cardíaco, tensión arterial, frecuencia respiratoria y tensión muscular.
  • Pesadillas o alteraciones en el sueño.
  • Alteraciones en el vínculo con la comida, trastornos en el ritmo digestivo, sensación de pesadez, pérdida del control con la comida.

¿Qué hacer si sientes que tienes amnesia retrógrada?

Si sientes que tienes pérdidas de memoria o no recuerdas momentos de tu vida, es importante no normalizar esta situación, pero tampoco te sientas mal por ello; recuerda que tu mente, probablemente, intenta protegerse del sufrimiento, y por eso bloquea en el recuerdo consciente ciertos momentos o vivencias difíciles de aceptar.

Un punto esencial será trabajar esa conexión entre la memoria profunda y aquella que se revela ante ti, siendo un proceso que puede llevar tiempo, y siempre será más llevadero cuando es acompañado por un profesional de la salud mental.

Además, desde este acompañamiento, podrás ir sanando vínculos con otros procesos (como tu alimentación, heridas de tu pasado o las relaciones interpersonales), que irán “retroalimentando” el despertar de esos recuerdos dormidos, desde una red de contención y bienestar.  

FUENTES:

Cucart, P. (1925). Perpetuidad de las imágenes-recuerdos. Estudios, (Jun), 451-462.

González-Hernández, J. (2009). Síndrome de amnesia y afasia. Revista memoriza. com,(2), 21-27.

Morales, M. R. D., Duarte, R. R., Murga, F. M., & Lazcano, M. M. (2002). Rehabilitación neuropsicológica, multidisciplinar, integral y holística del daño cerebral adquirido. Revista de psicología general y aplicada: Revista de la Federación Española de Asociaciones de Psicología, 55(1), 123-138.

OTROS ARTÍCULOS

Lee otros artículos

Body Shaming: ¿qué es?

El término “Body Shaming” hace referencia al hecho de criticar a alguien debido a su forma y tamaño corporal. En este artículo te contamos más sobre esta práctica tan dañina.

Disociación: cuando el cerebro se desconecta

¿Sabías que la mente es capaz de desconectarnos de la realidad que vivimos en el presente? Este fenómeno se llama disociar y está relacionado con nuestra capacidad de procesar eventos difíciles.

Recursos web 13
Abrir chat
¡Hola! 👋🏻
¿En qué podemos ayudarte? Mándanos un mensaje si tienes alguna duda.